Prohibición de alimentos procesados y bebidas azucaradas en las instituciones oficiales.

La obesidad infantil tiene preocupado al sistema educativo. La oferta de alimentos procesados, frituras, bebidas azucaradas y dulces en las tiendas escolares han propiciado la malnutrición de los estudiantes que, sin ninguna barrera, han accedido a ellos.

No obstante, esta falta de regulación está pasando factura. Según dice la Encuesta Nacional de Situación Nutricional de Colombia (ENSIN) presentada en 2017, –que incluye tanto sobrepeso como obesidad– el exceso de peso en los menores en edad escolar se incrementó de 18,8 por ciento en 2010 a 24,4 por ciento en 2015.

La Encuesta Nacional de Salud Escolar (ENSE) presentada en 2018 por el Ministerio de Salud:

  • El 63% de los adolescentes consume gaseosas al menos una vez al día.
  • El 74% también ingiere bebidas azucaradas.
  • El 47,3% come los llamados fritos y el 82% artículos de paquete.

“Estos Productos contribuyen a la obesidad”

En Donde Se Genera El Problema

Lo grave es que está ocurriendo en los colegios, donde pasan buena parte de su tiempo. Es así que, para Juliana Pungiluppi, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). “Los entornos escolares son un espacio clave para favorecer la promoción de hábitos y estilos de vida saludable, a través de la implementación de herramientas de información, educación y comunicación como las guías alimentarias”.

Por esta razón se prohibió la venta de frituras, bebidas azucaradas, salchipapas y comidas en paquete.

La decisión del gobierno del Valle podría impulsar a otros líderes políticos a acciones sobre lo que se ofrece sin control en las tiendas y entornos escolares. Sobre todo en aquellos departamentos que han presentado un índice alto de sobrepeso en menores, como San Andrés, Guainía entre otros.

En algunas instituciones ya están tomando medidas en el asunto vendiendo alimentos más nutritivos y saludables en los recreos. Estos remplazaran a los anteriores productos prohibidos. Además podría aumentar una alimentación saludable en los estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *